Diosa en Isla Mauricio

Las voces ya no sirven de nada
Recorre la vida conmigo.
Muere con cada aliento
para recuperar la vida.
Nace con cada miedo
para sentir la escarcha en el vacío.
Cae o ríndete si quieres
pero las palabras ya no significan nada.
Debes beber del veneno, sentir la punzada honda, la sangre olvidándose de la nostalgia.
Las palabras no son nada: ni el mapa, ni el recorrido, ni la llave; las palabras no dicen nada, no son nada, has de salir a recorrer el camino.

Anuncios