Se nos olvida que el camino del éxito es muy estrecho. Cualquiera de los cientos de distracciones que nos hemos fabricado en esta feria que llamamos vida sirve para hacernos perder el foco de lo que verdaderamente deseamos. La senda para llegar a los objetivos que nos proponemos siempre es estrecha, por eso poner foco en lo que hacemos es vital si queremos llegar a ese puerto que llamamos éxito. (Tal vez la extrema atención que hay que poner en los vaivenes del camino sea la razón por la que tan pocas personas lo transitan).

¿Sabríamos definir lo que es el éxito? En el pasado Enkarterri Encounter mi compañero Javier Larrañaga (Socio fundador de Urbegi) hizo una aproximación que me pareció muy buena a lo que cualquiera podría concebir como ÉXITO.

Cuando hace 12 años cinco chavales no tan chavales dejaron la seguridad de un puesto fijo, bien remunerado, en una empresa de prestigio, sólo tenían una visión de lo que debería ser la empresa que estaban a punto de crear. A día de hoy, 12 años después, su visión se ha quedado pequeña (y eso que no era un objetivo poco ambicioso), y esto es para ellos la evidencia de que han logrado ser exitosos en su proyecto empresarial.

A veces cuentan la anécdota de que cuando iban a contratar un software, o uno de los servicios que requeriría su empresa aún naciente, cuando aún no eran más que cuatro gatos y un tambor, solicitaban a los proveedores que el software en cuestión pudiese escalarse para ser utilizado por 250 personas, que era la plantilla que pretendían tener en pocos años. Muchos proveedores se reirían de ellos (seguro que en silencio), nadie salvo ellos mismos tenían tanta fe en la consecución de este ambicioso objetivo. Tenían un sueño, un propósito, una visión, construir una empresa que diera empleo a 250 personas como mínimo. Hoy, 12 años después, hace bastante tiempo que el software de gestión empresarial se quedó pequeño, la empresa de estos 5 soñadores que llamaron Urbegi lo formamos 512 profesionales y tenemos presencia en varios países.

Cuando en el debate del encuentro empresarial le preguntaron a Javi si consideraba que los fundadores de Urbegi habían tenido éxito, – al contrario que algunos intervinientes de gran nivel que decían no consolarse en un falso éxito-, él respondía que sí, que bajo su punto de vista sí habían tenido éxito, a lo que nosotros podríamos añadir que: más del doble.

Mantener el rumbo de tus objetivos no es sencillo, sí en cambio perderse en oportunidades milagrosas, destinos prometedores y persecuciones de múltiples propósitos que nos hacen olvidar que más de dos objetivos es ningún objetivo.

Barco Grupo Urbegi

Regata Grupo Urbegi

Jonatan Belarde e Iñaki Aretxederra

Anuncios