Impermanencia

Impermanencia es no tener claro si tu apellido es con “V” o con “B”. Impermanencia es cambiar de trabajo cada 3 años. Impermanencia es soñar con aquel asunto que no concluiste hace 15 años.Impermanencia es que tu pareja te diga una mañana que no te conoce tras 10 años juntos. Impermanencia también es mirarte al espejo y observar una cara extraña, algunos días poco amigable y entristecida, al siguiente serena. Impermanencia es levantarse por la mañana sin tener ni idea de lo que harás ese día. Impermanencia es hacer el viaje de tu vida y en tu regreso pensar que no fue para tanto. Impermanencia es tragarte cada palabra que escupiste al cielo, darte cuenta de que siempre estuviste equivocado, y que lo seguirás estando. (Es por eso que ahora hablas menos). Impermanencia es conseguir lo que deseas y dejar de desearlo. Impermanencia es sobornar al tiempo para que aplace las cosas y tú tengas la sensación de que aún no es tarde. Impermanencia es todo aquello que somos pero que desconocemos: porque creemos saber, porque no nos damos la oportunidad de dudar. Impermanencia es a lo que no nos acostumbramos —que produce miedo—, pero que sin embargo es lo único que invariablemente ocurrirá en cada aspecto de tu vida.

Impermanencia es por tanto lo que somos, sin saberlo.

Anuncios